Saltar al contenido

Y si les dieran morcilla?

No me gustan las policías, ni los policías.
Dicho esto creo que, al igual que el ejército, debería dosificarse al límite razonable la provisión de fondos en sus presupuestos. Me refiero a armamento, bombas, misiles, aviones militares, tanques, cazas supersónicos, pistolas y otras lindezas... De sentido común y de justicia social -aún más en estos momentos- sería revertir la mayor parte de estas partidas en favor del tan cacareado "bienestar social", en necesidades básicas y por supuesto en favor de la Sanidad y la Educación de este País.
En cuanto a la Policía, que nos toca más de cerca (nunca tan bien dicho), no es difícil apreciar el nivel de equipamiento con el que tanto la Nacional,  como la Ertzaintza y los Mossos d'Escuadra van equipados.

 

Cual Robocop de película del Schwarzenegger, van acorazados hasta en los sobacos. El único peligro es que se les cuele una avispa por la visera. Claro la razón es muy comprensible: tienen que enfrentarse a auténticos ejércitos estratosféricos, armados y blindados hasta los dientes!   (Cuánto dinero se podría ahorrar aquí  también).
Según el Real Decreto Ley 1484/1987 publicado en el BOE del 5 de Diciembre del mismo año y que se supone está vigor... " La identificación pasiva se debe hacer con la placa-emblema, con indicación del número de identificación personal, en el pecho, por encima del bolsillo superior derecho de la prenda de uniformidad. Para identificaciones activas, a requerimiento del ciudadano, los agentes de la autoridad deben llevar encima el carnet".
Ustedes han visto últimamente un policía con su placa y número de identificación visibles? Pues eso.
Y es que imagino que si uno recibe un porrazo de 14 puntos de sutura, por lo menos saber quien te lo dio, no?

Es curioso pero muchas veces los cuerpos policiales, en lugar de disuadir, lo que hacen es soliviantar y de eso tenemos muchos ejemplos.
De pequeño, cuando iba con mi padre a un partido de fútbol de mi pueblo, de tercera división  -aunque fuera un simple Olot - Palafrugell- si había la guardia civil en el campo:
follón seguro...

Policía pidiendo la documentación amablemente a un joven
que al parecer se había caído...

En nuestros días, las cada día más asiduas manifestaciones de colectivos sociales, ofrecen con demasiada frecuencia ejemplos claros de "exceso de celo" por parte de los robocops de guardia. Son demasiadas las ganas que demuestran por varear al personal, con compulsivas persecuciones y acoso, con derribo y remate...
No me cabe duda de que para ser policía hay que tener una mente y un carácter especial.
El problema es que en los cuarteles y academias por lo visto no les facilitan quemar adrenalina y claro, salen a la calle a atizar todo lo que se mueva.

 

Digo yo que les podrían dar un montón de morcilla (de cebolla). O mejor, con sus porras recuperar un oficio que está casi extinguido: varear la lana para hacer colchones.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *