Saltar al contenido

Mamá, quiero ser directivo de una caja intervenida

El Ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado el Real Decreto Ley de Saneamiento del sector Financiero. Lo cual -presuntamente- significa que los directivos de las entidades que hayan recibido ayudas públicas "sólo" podrán percibir 600.000 €uros y los directivos de las entidades intervenidas - los pobres- sólo percibirán 300.000 €uros...
Preocupante para ellos, claro. ¿Llegarán a fin de mes estos sacrificados directivos, después de esta puñalada trapera ministerial?

luis-de-guindos1

300.000 cucas, dividido por 14 pagas, por ejemplo, suponen 21.428 €urillos /mes (unos 3,565.414 de las antiguas pesetas -al mes-). Para hacernos una idea: 714 €/dia.
Realmente una birria. Sin pluses, ni incentivos, ni trienios...  ¡Vaya jugarreta que les hacen a todos estos señores!
Un poco más desahogados irán los directivos de las entidades que sólo recibieron ayudas publicas, con 600.000 €. Parece que no, pero ya tendrán un respirillo... (Multiplicar por 2 las cuentas anteriores).

1260593773_0

Y es que no va a valer la pena ser directivo, mire usted.
Rodrigo Rato, por ejemplo, director de Bankia, cobraba actualmente cerca de 2,4 millones de euros y deberá rebajar su sobre mensual a sólo 600.000 euros. Una ruina.

Pero lo más grave de todo ello es la conclusión, a modo de moraleja, que el señor Ministro le saca a esta historia... "para que sean ejemplo para la sociedad". Alguien debería decirle al señor Ministro que la "sociedad", los hombres y mujeres que a duras penas tienen un trabajo y esperan poder mantenerlo, la gente de a pie, los jubilados con una pensión de 600 €  (sin más ceros detrás) y los millones de jóvenes que la sociedad les está llevando a ser una generación perdida, para todos ellos, los banqueros no han sido nunca su ejemplo, más bien al contrario. Y que por más rebajas que se les impongan, seguirán estando a años-luz de esta sociedad.

image001

El señor Ministro, debería tener claro que la Sociedad de la que habla, sólo funcionará el día que no haya desmadres y corrupciones por doquier. Y de forma muy particular, el día en que la estirpe política, tal cual es en la actualidad, pase a ser una profesión respetable y respetada. Y que para llenar el Parlamento no haya colas de don-nadies para enriquecerse a costa de esta Sociedad de la que usted habla. Que cueste encontrar altruistas para trabajar para esta sociedad y no para desvalijarla.

ATT00002

Pero seamos prácticos y no pensemos en utopías: presento mi candidatura para un puesto de directivo en una caja intervenida y no se preocupe, señor Ministro, para ser un buen ejemplo para la Sociedad, donaré la mitad de mi sueldo a una obra de beneficencia.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *