Saltar al contenido

2

Había que elegir el nuevo Defensor del Pueblo.
El Partido Popular se dijo: "Esto lo arreglamos nosotros en un plis-plas y de la mejor manera, como es norma en todas nuestras decisiones."
Y como era de esperar, lo arreglaron en un plis-plas...

Doña Maria Soledad Becerril Bustamante
Marquesa de Salvatierra
 Desde el año 1982 en que se creó el cargo, han desfilado personajes con una trayectoria política remarcada: Joaquín Ruiz-Jiménez, Gil-Robles, Alvarez de Miranda y Enrique Múgica. En la señora Marquesa, parece que ha prevalecido eso, que es mujer.

Ya empieza a ser sospechosa esta fijación de poner mujeres PePosas en cargos relevantes.
Aunque bien pensado debe ser porque los hombres son mucho peores... Sino vean el nuevo cargo de González-Pons: Vicesecretario general de Estudios y Programas que ni él mismo sabe para que sirve, pero por lo menos lo tienen un poco callado.

Es increíble el nepotismo, que en poco más de siete meses, ha practicado el Partido Popular. Y además de la forma más natural y descarada, sin ruborizarse en lo más mínimo.

Se ríen descaradamente del pueblo y ahora nos ponen a nosotros -al pueblo- una Marquesa para defender  nuestros intereses. Vamos, como si ponen al Rouco Varela de dinamizador en un cursillo de intercambio de parejas...

El caso es que la señora marquesa parece que no tenía mucho trabajo y, para hacerse notar, salió el otro día diciendo que "lo de Sánchez-Gordillo es un caso de robo con violencia a las mujeres..."
Lo que deja claro dos cosas:

http://huevosconpepperoni.xevirama.com/wp-content/uploads/2012/08/4732368w-640x640x80-2.jpg
  1. Mea fuera de tiesto
  2. No se ha enterado tampoco que su cargo es para defender al pueblo, no para acusarlo. Y que su misión es la de velar por los derechos del pueblo y no emitir opiniones gratuitas y por supuesto subjetivas.

Será capaz la señora Marquesa de entenderlo? Mucho me temo de que no. 

Aunque después de todo... a qué pueblo defendería la señora marquesa?

Compartir: